Bartleby
técnica mixta
Jeuroz'18

Bartleby, el escribiente. Un relato de Wall-Street, de Herman Melville.

Por Juan Eugenio Rodríguez

 

 

 

Quiero iniciar esta reseña con un comentario que hace Octavio Paz sobre ciertos escritores norteamericanos, entre lo que se incluye Melville, dice Paz:

“La memoria histórica de los norteamericanos no es americana sino europea. De ahí que una de las direcciones más poderosas y persistentes de la literatura norteamericana, de Whitman a William Carlos Williams y de Melville a Faulkner, haya sido la búsqueda (o la invención) de raíces americanas.”

Bartleby, uno de los protagonistas fundamentales de esta historia, es descripto como un sujeto extraño, el más extraño que haya conocido el narrador de esta singular historia. Dice ni bien inicia el relato,

“No existen, creo, materiales que faciliten una biografía plena y satisfactoria de este hombre. Bartleby era uno de esos seres de quienes nada es averiguable, salvo a partir de las fuentes originales, y en su caso resultan insuficientes. Lo que de Bartleby vieron mis propios y atónitos ojos es cuanto sé de él, excepto, eso sí, un impreciso rumor que aparecerá en el epílogo.”

 

Este abogado que con su relato nos permite conocer algo de Bartleby dirá de su nuevo escribiente,

“Copiaba día y noche, a la luz del sol y de las velas. Su aplicación me hubiera satisfecho del todo de haber sido él no sólo industrioso, sino además alegre.”


El nudo de esta historia se hace presente con una frase que a partir de allí no podremos olvidar y que logrará contagiarnos, como lo hizo como regadero dentro del estudio. El episodio que da lugar al acontecimiento poético de este relato es el momento en que el abogado requiere de un servicio especial de parte del escribiente, la revisión de un escrito de quinientas páginas. Y nos confiesa su asombro cuando al requerir de la colaboración de Bartleby, este sin más le replica, con voz apacible y firme
“Preferiría no hacerlo.”


La exquisitez de este relato es tan inigualable y de un tenor tan crítico que la mínima curiosidad nos invita a su lectura. No puedo dejar de destacar que esta historia se desarrolla en el corazón de Wall-Street, hoy centro económico neurálgico de nuestra cultura.

¿Dónde encontrará en este relato esa raíz americana Melville? ¿Será el conjunto de su obra una búsqueda de esa raíz?


Quizá para esta historia cabe seguir las palabras de Octavio Paz cuando sostiene,
“Si el hombre no es el rey de la creación, sí es la excepción de la naturaleza, la singularidad que desafía a todas las reglas y definiciones.”

 

 

 

Julio 2018

 

 

Página actualizada: Julio - Agosto - Septiembre 2018 - Página web: www.fuegos-delsur.com.ar / Correo: fuegosdelsur@gmail.com - ©Fuegos del Sur, psicoanálisis en movimiento. Buenos Aires. República Argentina.

Julio - Agosto - Septiembre 2018 - www.fuegos-delsur.com.ar / fuegosdelsur@gmail.com - ©Fuegos del Sur, psicoanálisis en movimiento. R. Argentina

Julio - Agosto - Septiembre 2018 - www.fuegos-delsur.com.ar / fuegosdelsur@gmail.com  ©Fuegos del Sur, psicoanálisis en movimiento.              R. Argentina.