Enero/Febrero 2017

Revista de psicoanálisis y poesía

FUEGOS DEL SUR

    FUEGOS DEL SUR
               
PSICOANÁLISIS EN MOVIMIENTO

 

  • Imágenes del Sur
  • Editorial



Está terminada. Tengo ante mí la película, que procura deslumbrarme con sus ojos de medusa. Sólo me queda emocionarme. Su estructura es lo suficientemente robusta como para que finalmente pueda dejarme llevar.

Hasta ahora no podía pensar en otra cosa que en el armazón de la obra. Tenía que evitar lo vago, lo pintoresco, lo fantasioso, la atmósfera poética y soñadora, que yo evito como la peste y a la gente tanto le gusta (por no mencionar el aburrimiento, que todos respetan, porque entrega un diploma de inteligencia y sólo cuesta una pequeña victoria sobre el sueño).

Una vez más, tendré que tomar coraje y desobedecer la peligrosa tentación de agradar, de hacer concesiones a lo agradable.

Una obra seria preexiste, en un suelo donde hay que descubrirla a golpes de pico y pala. Por eso me rodeo de un equipo que respeta esa delicada tarea y no cava a tontas y a locas.

Y por más que crea que conozco el objeto que busco, me equivoco. No lo conozco.

 

 

JEAN COCTEAU

Maisons-Laffitte, Francia, 5 de Julio de 1889

de su libro “Poética del cine”

  • Sumario

 


 POESÍAEmily DickinsonJean Genet
Jean Cocteau
Aldo Pellegrini
Rodolfo Alonso
Oscar Steimberg
Marcos Labraña Saez
Ana Romano
Rolando Gabrielli
Jorge Carlos Alegret
Ulises Varsovia
Jeuroz VIDEOS"Mi madre"
Rolando Revagliatti
 "Superyó siglo XXI (espejo negro) Fuegos del Sur'15 IMÁGENES-"Imágenes del Sur"
fotografía y edición Jeuroz

-"El rechazo de lo femenino"
técnica mixta - Jeuroz'16
 -Otras imágenes
fotografía, creación y edición Jeuroz
 -Diseño web: Fuegos del Sur'17

  

 

ENSAYOS

 

-Superyó siglo XXI (Espejo negro)
por Eleonora D'Alvia y
Juan Eugenio Rodríguez

 

-El sujeto del deseo inconsciente en relación a "Psicopolítica de Byung Chul-Han"
por Eleonora D'Alvia

 

-Superyó y renuncia pulsional
por Eleonora D'Alvia


-...errancia fecunda

por Juan Eugenio Rodríguez

 

 

ENTREVISTA

 

-Oscar Steimberg por Rolando Revagliatti.

 

 

 

 

 

 



  • Novedades desde El balcón

 Jean Genet

 

 

ADVERTENCIA

 

 

El artista, o el poeta, no tiene por función hallar la solución práctica de los problemas del mal. Que acepten ser malditos. Perderán el alma, si la tienen; pero no importa: la obra será una explosión activa, un acto a partir del cual el público reaccionará, como quiera o como pueda. Si el “bien” debe aparecer en la obra de arte, lo hará por gracia de los poderes del canto, cuyo vigor, por sí solo, magnificará el mal expuesto.

 

 

 

PRIMER ACTO

 

Cuadro Primero

 

 

IRMA (a la Mujer): Ponle la chaqueta

 

EL OBISPO (mirando su disfraz que se va amontonando en el suelo): Adornos. Encajes, gracias a vosotros entro en mí mismo. Reconquisto un dominio. Invado una fortaleza muy antigua de la que me echaron. Me instalo en el claro de un bosque donde por fin es posible el suicidio. El juicio depende de mí y heme aquí a solas con la muerte.

 

IRMA: Muy bonito, pero hay que marcharse. Ha dejado el coche a la puerta de la calle. Cerca del transformador...

 

EL OBISPO (a Irma): ¡Porque nuestro jefe de policía, ese pobre incapaz nos deja degollar por la canalla! (Volviéndose al espejo en tono declamatorio): ¡Adornos! Mitras, encajes, y sobre todo tú, capa dorada, me proteges del mundo. ¿Dónde están mis piernas, dónde están mis brazos? Bajo tus faldones atornasolados, brillantes, ¿qué hacen mis manos? Ineptas a cualquier otro gesto que no sea un ademán que revolotea, se han vuelto muñones de alas -¡no de ángeles, sino de gallinas!- Capa rígida: permites que se elabore en el calor y dentro de la oscuridad la más tierna, la más luminosa dulzura. Mi caridad, que va a inundar el mundo, la he destilado bajo este caparazón... ¡A veces, igual que un cuchillo, mi mano aparecía para bendecir! ¿O para cortar, o para segar? Cabeza de tortuga, mi mano apartaba los faldones. ¿Tortuga o víbora prudente? Y luego se volvía a meter en la ropa. Por debajo, soñaba mi mano... Adornos, capas doradas...

 

(El escenario se mueve de izquierda a derecha, como si se hundiera entre bastidores. ...)

 

...

 

 

JEAN GENET

1910, París
"El Balcón"

 

 

Superyó Siglo XXI (espejo negro)
por Juan Eugenio Rodríguez y Eleonora D'Alvia

 

 

Volverse a encontrar

en un estado de

extrema conmoción,

despejado de irrealidad,

con fragmentos del mundo real

en un rincón de sí mismo.

Antonin Artaud

 

 

 

Imaginarizar un escenario sin conflicto es representar un pensamiento único. A esta idea la acompaña la versión de lo múltiple, el multiculturalismo. Lo múltiple no se opone a lo uniforme. No podemos dejar de señalar que este ideario se parece bastante al fenómeno de masa. El conflicto no desaparece en lo múltiple, sino que renegado se traspone como discriminación. No hay elaboración del conflicto sino que éste se expresa como tensión agresiva ante lo uniforme otro en el espejo. La problematización de esta cuestión, del lado del sujeto, se encuentra dificultada ante el emplazamiento de la técnica, ante un espejo negro.



ver más...

  • Marcos Labraña Sáez

 

Más desde este día la cabeza del dios Aquel...

 

 

Más desde este día la cabeza del dios Aquel (El que ahuyenta la felicidad de Nos) rodará Corpiños mutilan pezones y setas bordados en flojas pieles,  señoras bufan en las bacanales, sus cónyuges en autodestrucción de lujo a 230 kilómetros por hora, secretos amantes de bucéfalos guiados por las esquinas de la enjuta: quepa al fin lamor, desprendida de su talar más desde mañana acéfala la madre del cordero   ”El Espíritu de la Fuente no muere. Se llama lo Femenino Misterioso.”   Más desde este día la cabeza de la diosa Aquela (La que invita a la cena del ogro) se transplantará  al cuerpo social de Todos; no se acostumbra a sentarse a la mesa, se tiende en la cama, no hay mácula; el poema dice de un hoyo en la pared celular, por ahí se pasa a las mesetas más elevadas del anteparaiso ; se puede oír el motor de arranque del hielo desprendido de sus partes, rrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrooooooooommmmmmmmmmm; la tentación del frío se aferra al tentador que dice convertir los témpanos en tetas gordas,  en el desierto el tentado se hizo arena en la palma de su mano propia, tentado y tentador uno son en sangre y fiambre, dejados en el medio del camino, en la mitad de sus vidas, sin vida; Aquel y Aquela a 230 kilómetros por hora en autodestrucción de lujo subidos en la pequeña máquina, no miran atrás por temor a perder la testa otra vez, la cotidianidad vence per secula Cabezas siguen rodando a un costado de la autopista, como semillas se funden en el centro de sus húmedas esperanzas la tierra el vástago laso de parábolas “TODO ESTO PARA DECIRTE QUE DESNUDO TE VES IGUAL” se dijo El Bosco a sí mismo y pintó El jardín de las mentiras    El poema dice de un principio parecido a las delicias que por más grotesco y coherente ilumina torpemente la carnalidad en un singular intento de atropello “SOY LA VERDADERA AUTOPISTA DE LA VIDA”   Ruta Cinco Sur la Elegida

 

 

 

 

Marcos Labraña Sáez

Chile

 

 



 

 

 

  • Seminario anual de psicoanálisis y poesía



“El rechazo de lo femenino” puede considerarse en la misma dirección que decir “El rechazo de la castración”. Para el psicoanálisis la operación de la castración es lo verdaderamente normativizante en el ser humano. El “no hay relación sexual” es un modo de nombrar la castración, lo femenino otro modo de nombrar la castración, aquello que Lacan consideró como normativo.

 

Dice Joan Copjec, psicoanalista norteamericana, acerca de Lacan:

 

“Su ética parte de la hipótesis de que el ser es “no-todo”, de que no hay una totalidad del ser. Y no obstante, si Lacan privilegia a la mujer en su análisis, es porque ella permanece más cerca de la verdad del ser... Esto no equivale a decir que todas las mujeres actúan éticamente o que ningún hombre puede hacerlo...., sino que el acto ético es en sí mismo femenino desde el punto de vista de Lacan.” J. Copjec, Imaginemos que la mujer no existe. pág 21)

 

 El rechazo de la castración en su versión radicalizada como forclusión se corresponde con la estructura clínica de las psicosis. Sin embargo también es el mecanismo propio del discurso de la ciencia que rige nuestro tiempo.

Al proponernos pensar el rechazo de lo femenino en relación al amor, lo político y la poesía, queremos problematizar la cuestión teniendo en cuenta cómo afecta al lazo social y por lo mismo cómo afecta al sujeto.

El fundamento del psicoanálisis es lo singular, se trata del orden del acontecimiento y tiene  vinculación con la lógica de lo femenino. Lo que hace a ese fundamento es aquello que constituye al sujeto del deseo inconsciente.

 

 

ver más...

 

  • Emily Dickinson

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La batalla disputada entre el alma

y ningún hombre __ es la única

de todas las batallas que prevalece __

mucho más que la más grande __

 

no hay noticias de ella en el extranjero __

su campaña incorpórea

se establece, y confina __

invisible __ desconocida __

 

ninguna historia __ la registra __

como legiones de la noche

el amanecer la dispersa __ éstas resisten __

promulgan __ y limitan __

 

                                                1862

 

 

 

 

Yo de mí misma __ expulsarme __

si tuviera ese arte __

invencible mi fortaleza

dentro del corazón __

 

mas ya que a mí misma __ me asalto __

¿qué paz tener

excepto subyugando

mi conciencia?

 

Mas ya que somos mutuales monarcas

¿cómo podría hacerlo

excepto por abdicación __

yo __ de mí?

 

                                                 1862

 

 

 

ver más...

 

 

 

 

EMILY DICKINSON

1830, Amherst (Massachusetts)
Estados Unidos de Norteamérica

 

 

 

 

 

 

 

Traducción

Silvina Ocampo

1903, Buenos Aires, Argentina

 

  • Rolando Revagliatti

El sujeto del deseo inconsciente en relación a "Psicopolítica de Byung Chul-Han" por Eleonora D'Alvia



 

 

 


Un modo en que se ha entendido la dependencia del sujeto respecto del lenguaje a partir de los desarrollos psicoanalíticos, es del lado de la heteronomía del sujeto, es decir, pareciera que el sujeto está sujetado a la estructura del lenguaje y no hay allí grado de libertad alguno. El psicoanálisis en su surgimiento pone en cuestión el ideal del sujeto racional íntegro, autónomo. El sujeto del deseo inconsciente es el sujeto que habla, el sujeto del discurso. La importancia proporcionada por Lacan a la dimensión del lenguaje como lo que atraviesa la experiencia analítica allana el camino para el psicoanálisis.

¿El sujeto dividido del psicoanálisis que pone en cuestión la autonomía de la razón, deja algún lugar para la libertad del sujeto? Esta pregunta es relevante para extraer consecuencias tanto clínicas como políticas del pensamiento psicoanalítico.

¿Puede el sujeto ser dependiente y autónomo? Habría que interrogar si se trata de autonomía o se trata de grado de libertad. Es decir si grado de libertad y grado de autonomía serían equivalentes.

Esta discusión parece pertinente hoy cuando por ejemplo, Chul Han describe el neoliberalismo como aquel sistema político que se propone a partir de la utilización de diversos dispositivos de poder, producir un sujeto consistente a la medida del proyecto neoliberal.

 

 

ver más...

  • Superyó y renuncia pulsional
    por Eleonora D'Alvia

 

 

 

He escuchado más de una vez una lectura que se hace del texto de Freud   “Malestar en la Cultura”: se sostiene que la cultura está vinculada a la renuncia pulsional, pero dado que la renuncia pulsional alimenta al superyó, se produce la siguiente paradoja, a mayor cultura, mayor renuncia pulsional, entonces necesariamente la cultura llevaría al predominio del superyó cada vez más severo y cruel. Esto parece justificar muy bien el estado de cosas.

Sin duda es cierto que nuestra época arrastrada por el predominio del superyó parece ir en un in-crescendo en cuanto a los desastres que produce. Una fuerza autodestructiva desencadenada, que tanto Freud como Lacan situaron como el peor problema contemporáneo.
¿ Pero no hay en esa lectura del texto una conservación del concepto de lo evolutivo, ajena por completo al psicoanálisis? Freud no se cansa de decir que la evolución, como sentido común debe ser puesta en cuestión. Pensar que las restricciones de goce de los antiguos eran menores a las nuestras es una falsa ilusión. Las restricciones respecto del goce construyen el ordenamiento de la cultura antigua. Estaban construidas sobre las prohibiciones de aquellas cosas que hoy predominan en nuestra época. Predominan porque las instituciones del Estado contemporáneo están construidas justamente al modo del superyó, que tras la hipocresía de la ley lo que propone es gozar. Si la renuncia al goce alimenta al superyó es porque no hay ninguna renuncia.

 

 

 

ver más...

 

 Puede solicitar su suscripción gratuita al boletín de Fuegos del Sur, enviando un correo a: fuegosdelsur@gmail.com con Asunto: Suscripción Fuegos del Sur se publica en Internet desde Marzo de 2003

SUSCRIPCIÓN GRATUITA

  • Aldo Pellegrini
    1903 , Rosario, Argentina.

 

 

CONSTRUCCIÓN DE LA DESTRUCCIÓN

 

 

Todo lo espero de las palabras. En su fiesta impalpable partiré a la conquista de las puertas. La palabra vacilante como rata ataviada de secretos. Y cuando las puertas se abren, la palabra inicial hunde su punta de cobre en la aventura del acercamiento.

 

Entonces estallan las disputas. La palabra reveladora sumerge su cuerpo resplandeciente en la oscuridad de la voz perdida. Ola rezagada que arrastra su agonía hasta la playa desierta. La palabra es inútil. La agonía es inútil.

 

En el desorden de las palabras las manos como intrusas se deslizan hasta la desnundez del instante. Predicadoras de nieve restablecen la calma en el mundo de los tesoros perdidos en los naufragios. Predicadoras que no quieren ser comprendidas.

 

El lenguaje es mi caracol privado. Allí oculto mi antigua marcha vertical porque he perdido mi verdadera morada. Me sobrepasa el coloquio entre el día y la noche y de pronto no sé de qué oscura estirpe provenimos los hombres.

 

Amantes de fuego, predicadores de nieve, los reflejos me preceden, las sombras me siguen. En ese largo camino en pos de las palabras me descubro habitante del sobresalto y del desorden.

 

Pero sobre todo bebedor. Bebo mi propia voz y navego contra la corriente porque no me resigno a alejarme de mí mismo. Costoso equipaje de la identificación. Estoy frente al espejo como un cansancio de agua que se prolonga.

 

Qué fiesta de las palabras para la última noche del condenado. El ruido intolerable de las señales que corroen las explicaciones. El silencio de los acusadores y la feroz potencia de las palabras que nadie se atreve a pronunciar.

 

Ya estoy al nivel de las palabras submarinas. No es necesario explicar nada. Los significados mezclan sus inacabables tentáculos. Los exploradores de la confusión se sumergen en vano. Palabra fosforescente, alimento habitual de los crepúsculos.

 

Y los hombres se ciegan. Resplandor de la virginidad del verbo donde los templos se comunican su clamor de soledad. Los labios resecos inician en los portales la creación de Dios. Ardid de los nombres. Pero ni una sola palabra descifra la condición humana.

 

Sombra de un socorro. Me salvas del aniquilamiento. El viento atraviesa una casa deshabitada y descubre el silencio. Venido de todas partes el viento recorre mi soledad y recoge ese silencio que no quiere morir. Y así arrastra un exacto rumor que temblará en la voz de los desconocidos. Así arrastra el rumor de todos los hombres. Y el silencio andará por el mundo transformado en la fuente íntima de los secretos.

 

 

 

ver más...

 

 

 

 

I (MAJESTAD)

 

 

1

 

Hay veces, Majestad,

en que ella no tiene nada que ver conmigo.

 

Así, explíqueme usted

la razón de la sincronización

que ha dado lugar a esta práctica;

hábleme de la perdularización

que encimó el narcisismo de un personaje tipificable

en el trasfondo de un paisaje heteromístico;

Majestad,

usted se está perdiendo una oportunidad

si no habla;

Majestad yo no quiero dudar de usted

pero tampoco quiero dejar de oír y ver

las vueltas del Carrousel

primero, inicial de esta, su ciudad:

ya ve, Majestad,

cómo puede llegarme a no importar

que esta ciudad sea Suya o mía.

 

 

2

 

La heredad

de lo Cómico

se filtra por boquetes de ligustrina:

 

ahí, ahí, la Nostalgia

estalla con ruido de rompeportones

y nivela al Tonto de Genio con el

Tonto:

Majestad,

aquí pienso hacer entrar el tema del Humor

porque entre esas hojillas nunca he sabido nada de él

pero he escuchado unas explicaciones

que son para morirse de risa.

 

 

 

 

 

OSCAR STEIMBERG
1936, Buenos Aires

 

 

 

 

(Comienzo de “Majestad, etc.”, Ediciones Tierra Baldía, 1980; reeditado en “Posible Patria y otros versos”, Ediciones El Suri Porfiado, 2007)

 

 

 

 

ver más...

 

 

 

 

  • Rodolfo Alonso
    1934, Buenos Aires, Argentina

 

 

 

La prestigiosa editorial francesa Érès acaba de publicar, en su exigente colección Po&psy, un nuevo libro de poemas del escritor argentino Rodolfo Alonso: “Entre les dents”, con traducción del poeta Jacques Ancet y dibujos originales de la artista Sylvie Deparis.

Se trata de “Entre dientes” (1963), un libro de juventud del autor, reeditado en Chile (Pequeño Dios, 2011) y Argentina (Alción, 2014). Sobre el cual escribió H. A. Murena (1965): “El título es en sí la acertada definición de una estética. Entre dientes no se pueden decir más que pocas palabras: los dientes son un filtro que a la vez que impide la cuestionable fluidez del discurso habitual brinda en vocablos contados –-cuyo poder expresivo se multiplica proporcionalmente a la disminución de su número--- la esencia del discurso.”

 “Entre les dents” es el quinto libro de Rodolfo Alonso publicado en Francia, donde a mediados de 2015 aparecieron simultáneamente “L´art de se taire” (Reflet de Lettres), traducción bilingüe de “El arte de callar” /2003), y la antología también bilingüe “Dernière tango à Rosario” (Al Manar), patrocinada por el célebre Festival de Sète, la ciudad mediterránea donde nacieron Valéry y Brassen

 

 

 

 

NOSOTROS

 

el alba sube

el amor sube

nosotros tenemos

que encontrarlo

el cielo canta

los hombres cantan

nosotros tenemos

que saberlo

bebed la lluvia

la luz el aire

nosotros tenemos

que ganarlo

en el frío en el miedo

el amor sube

nosotros lo sabemos

nosotros

 

 

 

NOUS AUTRES

 

l’aube monte

l’amour monte

nous devons

le trouver

le ciel chante

les hommes chantent

nous devons

le savoir

buvez la pluie

l’air la lumière

nous devons

le gagner

dans le froid dans la peur

l’amour monte

nous le savons

nous autres

 

 

*

 

 

 

ver más...

 

 

  • ...errrancia fecunda
    por Juan Eugenio Rodríguez

 

 

...errancia fecunda

decir

palabra

cada vez


Jeuroz 2007

 

 

Ubicándome en la discusión sobre capitalismo y sujeto del deseo inconsciente, sobre la diferencia entre goce y deseo, quiero desarrollar algunas ideas que vengo investigando. Se trata de la exposición de un fragmento de estas ideas que formaran parte de un ulterior desarrollo.

A continuación voy a abordar el modelo freudiano de las pulsiones, el modelo freudiano del goce.

En “Consideraciones de actualidad sobre la guerra y la muerte” del año 1915, Freud se refiere a la miseria anímica que aqueja a los no combatientes y dice que de los factores responsables de esa miseria quiere destacar dos: la decepción (resignación) y el cambio de posición ante la muerte. Inmediatamente señala que quienes son los responsables directos del desencadenamiento de la guerra son los que se consideran la cumbre de la cultura mundial, el “mundo” más civilizado, incluso la ciencia contribuye activamente en producir armas para destruir al otro. La guerra no es otra cosa que un producto de la cultura, la que podemos ya nombrar como cultura de la mortificación o cultura de las neurosis actuales. Aquí la cultura se desencadena como pulsión de muerte y genera una de la obras más emblemáticas de la cultura de la mortificación, a saber, el campo de concentración. Este texto nos sirve de antecedente para pensar el concepto de mortificación. Otro texto escrito durante la primera guerra mundial es “Duelo y melancolía”.

 

 

 

 

 

ver más...

 

 

 

 

 

  • Rolando Gabrielli

 

 

TIEMPO DE ARCHIVOS

 

 

Tiempo de archivos y memoria,

se ve el futuro que no veremos escrito,

porque no  todo  está dicho

sobre un papel ni en la memoria.

Ignoramos  donde puede llegar la palabra

por sí misma aún  pensada.

Hay muros y piedras antes del abismo,

más allá de  lo que no vemos,

y aún así aseguras tus pasos,

por un camino desconocido.

Una puerta abre  otra y no es señal

que entramos o salimos del paraíso.

Otros  abrirán nuevos mundos,

resucitarán paisajes,

y soles que  inventarán el amanecer.

Quién no te conoce sabe quien puedes ser,

habrá un lugar, un techo azul infinito,

la casa que soñó por ti

el futuro y  la memoria.

Nunca nada estuvo perdido,

ni fue el sueño abstracto

recogido por la luz en la oscuridad.

Y es distinta la máscara del rostro,

una disimula y no ve  la otra mirada.

Haz vuelto a reír y no eres estatua,

un gesto de algún tiempo

irremediablemente imitará la historia.

Tú serás ese otro donde ya te haz visto

en el mismo espejo de tus antepasados.

¿Quién puede reconocer que lanzó

la primera piedra y la noche la absorbió

y no se quebrará el más frágil cristal

que ningún sueño soñó?

No pierdas el tiempo,

el futuro no arrastra ninguna cicatriz.

Una imagen ni puede ser tu presente

y es algo tan repetida,

que ya no te pertenece.

 

 

 

Rolando Gabrielli

 

  • Milagro Sala
    por Jeuroz.

 

 

Hoy escuché por radio cómo un funcionario del estado nacional le quitaba la palabra a una ciudadana argentina. Sostenía que como Milagro Sala está presa, para hablar, necesita la autorización del juez. Como el juez no la autorizó tenía prohibido el uso de la palabra. Se le prohibió hablar por orden de un juez. El presidente de la república sostiene que como la "gente" cree que Milagro Sala cometió delito entonces tiene que seguir presa. La cuestión es que no existe ninguna prueba que confirme la presencia de un delito. Y a esta altura de los acontecimientos como se viene manejando la causa judicial, con todas las violaciones a los derechos ciudadanos, ¿cómo podemos esperar que la justicia jujeña administre justicia? Advirtiendo que esa justicia no pudo proteger la vida de un ciudadano de 21 años alojado en una cárcel de esa provincia. Ese ciudadano argentino fue asesinado en una institución del estado argentino. Se reniega de las leyes y se violan los derechos fundamentales. Los derechos constitucionales. El periodista que intentó hablar con Milagro Sala sostuvo, después del episodio, que era inconcebible que por un odio personal, el gobernador de Jujuy mantuviera cautiva a Milagro Sala. Aquí es donde quiero detenerme y señalar que el problema no es Milagro Sala en una disputa personal con el gobernador. El problema no es Milagro Sala, el problema tiene que ver con lo que causa. Sí, causa. Que me recuerde a los otros y que estos me importen. Que me hagan falta. El otro no es una variable, una estadística, un número. El otro no es un recurso humano. El otro no es. Mal que le pese al pensamiento neo-liberal. El otro no es.

 

Voy siendo. Milagro Sala voy siendo. Voy siendo…

 

Son los recursos los que se acumulan. Son los recursos lo que se explotan. Lo que mortifica. El problema tiene que ver con lo que causa. No diré yo soy. Nunca, nunca más.

 

 

Voy siendo, voy siendo…

 

 

Esos lugares que son imposibles de ocupar, son fundamentales para el lazo social. La palabra es de todos, de nadie. Cultiva el instante de haberme rozado, de con-moverme moverme. En ese instante, pasa por mí.

 

La palabra se encuentra en el fundamento de nuestra cultura, o si ustedes quieren de nuestro malestar en la cultura. De ninguna manera podemos aceptar la cultura del malestar y la mortificación que prohíbe el uso de la palabra. Esa es la encerrona trágica y su paradigma: la tortura.

 

A esta encerrona le anteponemos el acto de tomar la palabra. Es un acto de apertura que no tiene cárcel. El silencio obligado suena muy fuerte. Se hace sentir. Se propaga. No tiene cárcel.

 

Por eso mismo vengo a tomar la palabra, porque la palabra como la democracia es nuestra. Es de todos, de nadie. No se puede comprar, no se puede vender. No se puede acumular. No se puede explotar el vacío que la causa.

 

Lo social, se compone de relaciones con lugares vacíos que no desaparecerán.

 

 

 

 

Jeuroz 2016

 

 

 

  • Ulises Varsovia
    1949, Valparaíso, Chile.
  • Síntomas
    por Jorge Alegret

 

FLOR DEL SUEÑO

 

 

Hacia donde se vaya mi interior,

hacia donde mi espíritu vuele,

y vuele, y vuele, y vuele, huyendo

del ayer, del agua, de nunca jamás,

de hojas secas que me persiguen

y vuelcan en el sueño su substancia.

 

Tú también la flor del sueño, esposa,

tú también mi guarida en llamas

donde un tenue zumbido de abejas,

y el llamado de débiles voces

que me reconocen en el tumulto

de los viejos años revoloteantes.

 

Hacia allá con mi ser incorpóreo,

hacia allá con mis pobres criaturas

de niebla, humo, cansancio y vapor,

haciendo señales ininteligibles

desde el más allá de los idiomas.

 

Árbol en llamas en la otra orilla,

árbol de otoño de color incendio

con tus hojas secas chisporroteando,

contigo en la ebriedad penetro,

y tu substancia yerta conmueve

mi interior en fuga por el tiempo.

 

Dejadme, mortales, aullar de olvido,

dejadme aullar de calendarios,

dejadme aullar de láminas muertas,

de frío, orfandad y castañas

en un país perdido en el tiempo,

perdido en la espesura de la niebla.

 

 

 

CHISPA

 

Una chispa

de tu furia eléctrica,

tormenta,

una esquirla

de tu rayo

fulminador,

una centella

de tu hoguera

tenebrosa,

una pavesa

de tu fuego cósmico,

 

para despertar

de esta hipnosis

inquietante,

para abrir los ojos

y aferrar tu luz,

para sacudirme

esta modorra

de ser hombre,

para alumbrar, por fin,

mi interior oscuro

de obscuras raíces.

 

 

 

ULISES VARSOVIA

1949, Valparaíso, Chile.

De su libro "Antología esencial II"

 

 

 

 

  • Ana Romano
    1944, Córdoba, Argentina

 

 

PRÓLOGO

 

 

“Zumbido de guirnaldas” a través de su poesía nos lleva a una sucesión de escenas que nos invitan a experimentar climas, ritmos, vivencias de una historia contada por fragmentos discontinuos. Quizá, a mi gusto, esa sea su mayor virtud. Su ruptura con la cronología, con la linealidad, con una idea del tiempo. Es por ello que mi aporte a esta obra es escribir un poema que dé testimonio de la experiencia de su lectura, de sus efectos.

 

 

Las guirnaldas me trajeron el viento,

y el viento me lo dictó.

Jeuroz '16

 

Luego de la invitación. En los comensales la ironía columpia la vanidad de los postigos.

Escarcha escondida. Y en los volados del hastío se escarba.

Prisionera es la sortija donde escurre la infancia. Los pies aunque flexibles inhiben el meneo.

Arde en chacota, avasalla. La ignorancia lija.

La coraza al esperar titilando mortifica. Es en la desintegración cuando encandilan. Sobre hierros enroscados sucumbe la máscara: eje ilusorio que escoltó mi existencia. Cerrando el movimiento mi cuerpo sin sorpresas se mortifica.

 

 

¡Ah!, el ayer…emerge.

 

desabotono las pesadillas en el baldío. Vigilo el escondite

…por si irradia

versos de una incipiente estrofa que

acaso

engarzaré.

 

Una flecha si confunde esteriliza la ficción y el exterminio gotea. Mi niña aturde a la mujer,

dispara lo luctuoso. Un tango que masculla lo que añora y es indómito. Mientras se aleja, mientras

se aleja predomina ahuyentando. Con lo que instala provoca mi afán de cercanía.

 

Fallecen guirnaldas en flecos.

 

Celebro la poesía fragmento,

iluminación fugaz en la oscuridad del relámpago.

 

 

 

JUAN EUGENIO RODRÍGUEZ

Marzo 2016

 

 

 

 

UN FILTRO

 

 

 

El júbilo encendiéndose

en mi equidistancia

cuando recién amanecía

 

Se inmoló

—y segregó—

el sol

 

y yo incrédula

 

patinaba.

 

 

 

 

FESTEJO

 

 

 

Condenan el festejo

las palabras

 

Desatornillan

en la manipulación

su autoridad

 

Y el brindis

sepulta la bronca.

 

 

 

 

DIVISA

 

 

En la mendicidad

pulula

veleidoso

 

La unción lo encubre

aun

en las desviaciones:

 

arde en chacota

o

avasalla.

 

 

 

 

DIEZMO

 

 

Circumbalación

en los ojos

mendigos merodean

 

Capitula el hambre

en los agujeros

mientras crepita

el campanario.

 

 

 

 

 

ANA ROMANO

1944, Ciudad de Córdoba, Argentina

de su libro "ZUMBIDO DE GUIRNALDAS"

 

 

 

 

 

 

 

a jirones

voy quedando entero

 

ya

casi no me hago falta

 

Hugo Mujica

 




1

 

Como a un cangrejo Heike

tu gesto me devuelve al mar,

la alzada mano al frío

de las luces amarillas de mayo,

ademán que venera y abomina

en arcos del fogón al vino,

en la cebolla y el ajo,

un yo, un estremecimiento

en el agua que espera,

y, en verdad, ya no quiere

salvarse más.

 

 

 

2

 

Aparezco nocturno

en una vocal que es un líquen,

en una parodia, tan de moda,

del mal parido, y sueno áspero

en falsas empatías vacunas

y viejitos puro cerebro neolítico;

desde el séptimo piso veo

desfilar a los millonarios mejicanos

y narcos en progreso

(¿acaso no hay una causa del sistema?).

 

Anacrónico

en art nouveau

un sexo de cuaresma

un vampirismo light

y grafitis de masa encefálica

sobre las paredes de un barrio

de inmigrantes

(¿acaso no hay una causa del sujeto)

 

En baba de época aparezco

con experiencias de erizos marinos

y soy lo ausente en tu discurso,

lo que el aparecido olvida en tu boca

(¿es que tengo pezuñas

que ella no me extraña?)

 

No.

Es mi trabajo por permanecer

                                        siendo.

 

 

 

ver más...

 

 

 

 

  • Bajar el libro (formato .pdf)

Página actualizada Enero/Febrero 2017

Página web: www.fuegos-delsur.com.ar / Correo: fuegosdelsur@gmail.com

©Fuegos del Sur, psicoanálisis en movimiento. Buenos Aires. República Argentina.