CHARLY GARCÍA

NO TE ANIMÁS A DESPEGAR

EDITORIAL

¿Por qué te quedás en vía muerta?
¿Por qué te quedás en vía muerta?
No sé porqué vas
Hacia ese lugar
Donde todos han descarrilado

¿Por qué?

¿No te animás a despegar?
Yo te digo porqué
Te quedás en vía muerta
¿Por qué te quedás en la puerta?

No sé porqué vas
Hacia ese lugar
Donde todos han descarrilado

¿Por qué?

No te animás a despegar
Yo te digo porque

POR ELEONORA D´ALVIA

El lenguaje vivo y la inteligencia artificial

La máquina de ser feliz


And so I like to have it up this end
You know They use a telephone

(Y por eso me gusta tenerlo hasta este extremo

Sabes

Ellos usan un teléfono)

Cuadro: "Lluvia invertida"
Jeuroz´23

Fotografía: Una pequeña flor de color blanco
editada - Jeuroz 2023

2

3

4

5

Fotografía (editada): "Sincretismo"
Jeuroz´23

Amanecer

No es el amanecer quien materializa
una pregunta en el aire
es el despertar de mis huesos
en su aletargado resumen
golpe ahogado
retumba en la mano de Tezcatlipoca
¿hacia dónde nos lleva la escalera que construye la lluvia?
a entrecerrados postigos se deslizan por el moho
las hendiduras son ensambles de gotas
que descarta un verbo intransitivo
¿quiebre escrito por Horus sobre hojas caídas ?
bajo paraguas el viento y unas sombras marchan junto al desasosiego
todo es profano sobre las alcantarillas
debajo lo sacro con su permanencia solitaria
de un silencio descarnado
palabras se deslizan sobre mampostería
el yo dormita junto al perfume
del sustantivo invierno en los ojos de Audra
inconclusos juramentos gesto imperfecto
la perpetuidad
oscura palidez de la perfección
¿ la tormenta es el rostro fantasmagórico de Raijin
que desafía nuestro equilibrio ?
las calles
puertos de naves invisibles
cada papel
un viajero en el tiempo que huye
como nuestra vigilia
la penumbra ha parido súbito asombro
Thor dicta la sentencia
en estallido luminoso .

Gladys Cepeda

Gargantas al cielo

los hilos de una plata antigua
se entrelazan en mis dedos
de una luna fragmentada
se va adueñando del paisaje
del silencio de mis gestos
mis ojos desvelados
ante la desnudez
la luz icónica
las hojas esperan en silencio
porque ellos también tienen cosas que develan
y afuera los sucesos estallan
en los ruidos sin tiempo
que trae un plenilunio
de voces azules
de sonidos tenues
de los que extrañamente dejan huellas afiebradas
en esta nocturnidad
de los que navegan sobre el pavimento

Distancia

lejos muy lejos
como una pluma que llega a un desierto
por un pájaro extraviado por el eco
cada letra de mi nombre
dibujara
la identidad
cuando el recuerdo lo susurre..

BUITRE
Fotografía (editada) -
Jeuroz 2023

DE SU LIBRO SERVIDUMBRES

Eduardo Magoo Nico

BARQUITO DE PAPEL

La memoria juega con la luz
Va con el perro
Vuelve con la pelota
Golpea en su frontón mi frente
Y rebota
Entonces el adormecido sueña
Hay un charco allí
Que el agua
Con temblores de sequía
Lentamente drena
Hasta agotarse en un espejo
Que con el último reflejo

Se ha puesto a navegar

Lomas de Zamora, 1956

BISO

Lejana deriva de tules primigenios

Filamentos de Pinna nobilis
Delicadamente hilados
Flotan a pelo de agua
En el incorrupto principio de las cosas
El agua corre ágil bajo sus pies
Que apenas pisan...
Mientras camina, conversa
¿Con ella misma?
¿Desnuda?
No de esas doradas redes
De las cuales su cuerpo sin embargo
Parece que quisiera desprenderse
Su movimiento se confunde con el de las medusas
De bordes violáceos
Que atraviesan danzando el golfo
¿Fue el hermoso velo
Animado de voluntad propia
El que la hubo envuelto
En su sereno avanzar hacia el escollo?
"Blanca y radiante..."
(A nadie se le hubiese ocurrido recordar a Antonio Prieto, en
estas costas)
“Va la novia”
Pero la tal medusa, cubierta con su velo ambarino
Se entregaba con tan grande parsimonia
Al público ludibrio
Que parecía una hija de Neptuno

Que viniera a presentarse al Mundo Nuevo
Espléndida en su sencillez
La piel tan suave que bien podría ser de foca
Me fijó hasta casi atravesarme la retina
Con un invisible alambre incandescente
(Un silencio interminable cae dentro de ciertas miradas
Cargándolas de una violencia inusitada)
La ninfa rompió las aguas y se dejó correr
Ella misma
Por los dulces muslos hasta los pies de nácar
Para ir a unirse a esas otras aguas
Que se retiran veloces
Hacia la gran ola que vuelve a recogerlas
Flujo y reflujo
Que antecede las palabras
Y las sostiene en un mareo inmóvil
Porque lo bello no es sino el inicio de lo tremendo
Yo me enredé en sus pliegues
Y en mi cabeza hubo
Un confuso trafalgar de alas
(El viento suele acelerarse de tal modo
En los túneles de la mente
Que arrolla y destruye
En un estallido fulgurante de purpúreos desencajes
Toda claridad)

EL PASE AL INTERIOR

El fondo parece una pescadería
O más precisamente
Un depósito de huevos de esturión rosado
La forma, a modo de cripta
Ojiva, gruta, mitreo o santuario
La entrega (el fruto maduro)
Viene a colocarse siempre
Como ritual que antecede un Sacrificio

Pero mas allá de la barba
(La risa, el mechón)
Las crines terminan en un jopo
Y por debajo una arruga feroz, un enredo
Una enmienda, un roto
Un disfraz distraído
Un culo

En los bordes extremadamente abiertos
Filigranas doradas apenas entrevistas
Signos en bajorrelieve
De un falso piso
Que sostiene (elástico) el prolapso
Y tiende lentamente a reabsorverlo
A su forma primigenia
Tan irresistiblemente horrenda
Como la Bocca della Veritá
Ella…
La que acaba por cerrarse

SABER QUIÉN SE ES

Saber quién es

Ha sido siempre el privilegio
De la víctima
Conocer cuánto se puede soportar
Es el arma
(Que no se desenfunda)
No habiendo otros a la vista
Se escribe entonces por motivos inferiores
Pagando caro (a cuenta) el uso de cada palabra

El himen himeneo
Llama desde la podredumbre
Bajo el fragor de la hojarasca
Aunque ya no suene la siringa
Y el oboe melodioso
Haya tragado tanta tierra

Los muertos (ya lo ves)
No se cansan de parir y construir
Su propia muerte
Mientras los que están hechos como nosotros
Se empeñan siempre más y más en devorarse
Como espantado de mí mismo
Y de mi historia
Surco el aire a veces:
Así la huella del murciélago

Abrió esta grieta en la tarde


LAS NUPCIAS

Espuma
Yo también fui espuma
Aquella espuma era la cinta en los cabellos
Era el velo que rodeaba las caderas
Era el lento alzamiento de la luz
Lo oculto en la aurora
Y la purpúrea soberanía de la sangre

Único vuelo superpuesto al naufragio
El velo
Una faja, una cuerda, una venda…
Lo que está a punto de realizarse
No se sostiene por sí solo
Necesita ser cubierto y descubierto

Aparecer y desaparecer
Lo que envuelve
Lo que ciñe
Está a favor del todo
Y el todo incluye el velo
Ese excedente

Que es la fragancia de la cosa

¿Y al mar quieres confiarte?


LA HERENCIA

Deja que otros remos desordenen las aguas
Pronto la luna encenderá su lámpara
El timón lo llevará con gracia
Una jovencita que conoce el rumbo

Yo sé que un día ella
Escarbando con sus afilados instrumentos
Desentrañara cada una de las citas
Que enclavadas como gemas
En cada verso o polis derrumbada
(Profundamente)
En el olvido
Testimonian que una vez hubo una historia
De la que fuimos parte

Cuando el cambio o la mutación
Lo habrá destruido todo
El recuerdo de aquello que amé
Será para ella mi única herencia
Del resto se hará un gran cúmulo
Que devorarán las llamas
O cubrirá la vegetación invasora

Y en ese gran amasijo
Irredimible
De basura y escoria
Tal vez quedará
La entera porción de un resto
En el que lo bello podrá
(Por la mediación de un último poseído)
Obtener su merecido reconocimiento

Cuadro: "Zona Vacía"
Jeuroz´23

POESÍA EN DOS LENGUAS

Poetas contemporáneas del Brasil

(ainda nao posso ouvir teus passos
seguro a respiraçao no primero degrau da escada)

"posso soletrar em silèncio
este medo"

(aún no puedo oír sus pasos
contengo la respiración en el primer escalón)

"puedo deletrear en silencio
este miedo"

Annita Costa Malufe
1975, San Pablo, Brasil

El circo de las cosas
técnica mixta - Jeuroz 2017

La zona de exclusión

1


Montamos un tiempo plástico

que se comprimía,

y se expandía, se granulaba,

y se retorcía.

En ese presente intensificado,

mañana

ya sucedió,

y la idea de las insurrecciones

es una memoria limada.

Más allá, la pampa ruge,

hay pájaros mudos

en las esquinas

y en las acequias crecen niños

con lenguas de arena.

Lo real agua las venas, y la presencia,

eso que se adhiere al ojo, es el efecto

de 18 wiskys o el guiñol

donde se actúan

las heridas heredadas.

Cuadro: "Hacia los costados del silencio"
técnica mixta - Jeuroz´17

Calíope Cadáver

por Jorge Alegret
Ediciones el Perro Malo 2023

2

Con todas las batallas perdidas,

con penas de alambrado,

la noche prescinde de luna.

El invierno se nos desmorona

sobre unas lengas anémicas.

En la calle, vagan centros móviles

como ángeles huérfanos:

la casa del padre está vacía.

Tanto se sitúa, tanto se descoloca,

tanto amor hecho y deshecho:

¿qué deseo hay en los espejos velados?

Estasis, lo siniestro

del amo en el cuerpo

nos trabaja el suceder, ser

en la ventriloquía del siervo,

y una conciencia de pasado apelmazado

en la boca. En el instante desquiciado

nos queda el trueque de relojes

por corderos degollados.

DE SU LIBRO LA VIDA ENTERA, UNA ANTOLOGÍA

Luis Benítez

zyklon© valley

hay niños que nacen ya sin cabeza

porque viene la guerra

hay gente intranquila pensando

que puede pasar algo grave

porque viene la guerra

una hippie demente aúlla hasta enronquecer

que hay un caballo de madera repleto de tropas de élite

a las puertas de europa y la hacen callar de un disparo

porque viene la guerra

la guerra con manos de gancho

y pies de alambre de púa

con cabeza de mosca

y alas de murciélago

la guerra que mira fijo

y es alta y larga como una cordillera

frente a tu horror liliputiense

se espera que de un momento a otro

adolf hitler abandone su escondite

se quite el disfraz y se arranque la máscara de goma

para hablarnos cara a cara por todas las cadenas internacionales

porque viene la guerra

hay parejitas apuradas por casarse

comprar la casa y el automóvil

pronto tener hijitos y muy pronto divorciarse

porque viene la guerra

la guerra que reza por la paz

mientras compra y vende acciones

la guerra que se cree santa

y el último recurso tras las buenas intenciones

hay amas de casa que no consiguen

marihuana por ninguna parte

porque viene la guerra

en el museo reina sofía doblaron la guardia

en torno del guernica

porque viene la guerra

en roma se presentó un proyecto

para cubrir de tierra el coliseo el monte palatino

y el redondo y pequeño templo de hércules

porque viene la guerra

hay un renovarse de esperanzas en los rascacielos

donde todos zumban entrando por las ventanas

y frotándose las patitas de alegría

porque viene la guerra

hay un resurgir del nazismo el fascismo y el vampirismo

porque viene la guerra

el honorable congreso de los estados unidos de norteamérica

se reúne en sesión plenaria y permanente

y alguien escribe en su teléfono móvil

“esta noche tampoco me esperes para cenar yenny

no hagas preguntas que no puedo contestar

te amo a ti y a los niños yenny”

pone cara de John Huston y se alivia enviando su mensaje

“no hay dos sin tres”

“no hay dos sin tres”

“no hay dos sin tres”

repiten los que trabajan la huerta en los manicomios

y las enfermeras corren por las píldoras

un mussolini descafeínado se despereza

en cada mujer y hombre de la tierra

porque viene la guerra

los círculos de estetas se preocupan y discuten

la amenaza de un reverdecimiento de la poesía social

porque viene la guerra

hay 20 millones de refugiados

expulsados para siempre de nuestra especie

porque viene la guerra

se promociona un milagroso medicamento

en todo el mundo

en previsión de las futuras epidemias

porque viene la guerra

y luego otro y otro y otro

el escritor mimado por la derecha francesa

predice en su último libro

que no habrá guerra y vende en una tarde

medio millón de ejemplares

porque viene la guerra

hay cuarentones y cincuentones

releyendo con nostalgia a lenin y nostradamus

porque viene la guerra

el ruido de las teclas de esta computadora

ya parece el tableteo de una metralleta

porque viene la guerra

en el vaticano alguien enciende un cigarrillo

y sonríe mirando por la ventana

porque viene la guerra

se fueron hasta las nubes rozando las sandalias de dios

la harina el café el té y la heroína

porque viene la guerra

los académicos se reúnen en urgentes simposios

para discutir la posibilidad del surgimiento

de una literatura de posguerra y cuál será el marco teóricoadecuado si es que queda parado un ladrillo sobre otro porque viene la guerra

y este poema no continúa ya en ninguna parte

porque viene la guerra

BUENOS AIRES, 1956

haute couture

no hay profesión peor

que la de los diseñadores de moda.

esos que dictaminan convencidos

si para esta prolongada temporada

el largo de los versos

debe llegar hasta la rodilla

o bajar hasta los tobillos.

sus agrias mannequins desfilan luego

por todas las pasarelas disponibles

semejantes a enormes frutillas

—un gran salmón encarnado

trastabillando sobre altísimos zapatos—

o parecidas a ridículas cacerolas vueltas abajo

listas para el prometido aplauso

de la repetida

tediosa novedad.

si el “cómo” debe estar medio desnudo

si corresponde que se vea el “qué”.

sus creadores aseguran que de haber sido invitados

homero y t.s. eliot dirían “está bien”

y casi ninguno vacilará en aceptarlo.

en todo asunto el dictado de la moda

es la peor cosa de este mundo.

Los ojos de Rimbaud

Azules, de bárbaro. Hoy cantan para ti

los suaves trinos y en el taller literario

adelgaza la voz el papagayo: conmovida

endulza las Grandes Miradas su lección de confitero.

De este lado rezamos por ti hincados ante un lobo: que la bella
ciencia es una habitación que da a lo oscuro y el hombre, ese acertado inconstante, es apenas unos pocos pasos que por ella van y vienen.

Hoy que las profesoras de letras olvidaron todo

lo que saben de ti los presidiarios y el vago que, a riesgo de ser aplastado por los automóviles, detiene la metáfora de su paso por recoger el milagro de una hoja, sin alcanzar a explicárselo; hoy que apenas los ascensoristas se levantan de entre los demás, hoy que esta loca materia aparece ahogada y vencida, como lo estuvo siempre, como va a estarlo siempre, flotando sobre las aguas de los números; hoy que en tus selvas vírgenes arraigaron los casinos y suena música disco en todas las Áfricas tonantes, hoy que en la calle 88 y Broadway una horrible fulana te pasea impreso en su remera, sonriente con toda la Gloria Americana, hoy que encuadernado en cuero y con letras doradas te exhiben los dentistas en sus huecas bibliotecas y te honran a su modo, repartiendo venenos

por las calles del mundo los ágiles traficantes,

hoy que caen los muros y todas las posteridades se desploman, hoy que la Historia, esa vieja enemiga,

se ríe de nosotros diciendo que no existe,

como en tu tiempo repetía el Diablo;

hoy que los blandos músculos de los diputados

pueden arrojar al mar, si quieren, a miles de forzudos extranjeros, hoy que la tímida democracia probó ser más efectiva que los reyes, hoy que todos por fin somos buenos y alza su copa radiante el rosado, negro, amarillo y cobrizo banquete de la vida, más allá de los caritativos grupos que intentan el soneto, a través de las bibliotecas barridas por el polvo y las secretarias, sin dactilografía ni voz ni esperanza ni objeto, cruzan las geografías dos luces gruesas y potentes anillando la Tierra. No por el símbolo sino por la mirada eres como el dios de plástico que cuelga de su pared el asustado, para que esos Ojos le sigan por la casa. Para nosotros los mínimos, para nosotros los pocos, para nosotros los débiles, que sólo queremos estar ociosos, tus párpados están siempre abiertos, hermano desdeñoso, Jesucristo el Terrible, hoy que es una vergüenza tener hambre, siguen mirando lo mismo tus fanales salvajes.


taxidermia

tomar un buen poema y quitarle cuidadosamente las tripas que son tan venenosas como las del pez globo

rellenarlo de paja académica
peinarle los pelos como está a la moda aunque
insistan en irse para el otro lado

colocarlo sobre un pedestal y aplicarle en la base

una placa de bronce con su nombre imaginado en moderno latín

y la bestia inmóvil nunca más joderá

Cuadro: SMOG CITY
técnica mixta - Jeuroz´23

Ana Romano

Aparición

Nubla el susurro

cuando condena

desgasta la firmeza

si explora

En el edredón

el escarnio de los pensamientos

fenece en la mirada


Ante el absurdo que picotea

el agrupamiento de los gusanos

ennoblece.

Gilda

Entre tijeretazos

girasoles


Mixtura de colores

aprisiona la envoltura


Gilda

bambolea

las trenzas.


Fracturado

La indiferencia de las piedras
descose palabras

Pájaros de vidrio

en un mundo fracturado


Una niña de cristal

en su abrazo imaginario


Y entre las aguas

la luna

¿se muestra

o

se oculta?

Josefina

Resplandecen

burbujas en la escarcha

Los rosales

auguran fulgores


Mientras las luciérnagas

se disgregan

Josefina

pica cebollas.

Griselda

Un sombrero torcido
se menea
Rojizos tacones acompañan
pasos cadenciosos
y en los muslos pájaros

Flirtear con la cornisa

unos ojos incendiados

La comparsa enmudece

cuando tararean

labios de confite


Griselda

arrastra muñecas.


Cuadro: Dos Mujeres
técnica mixta - Jeuroz'23

DE SU LIBRO ¨DESPERTÉ Y FUE VERANO¨

María Belén Corso

Buenos Aires, 1993

SUEÑO IV

Sueño en una tarde de verano
que el aberrojo llega a mis piernas
que el dolor no existe
que el aguijón es dulce
que es verdad
que le hace tan feliz mi pierna
que oxigena la sangre
y se queda conmigo.

por Luis Langelotti
Año 2023

Cuadro: MIRANDO HACIA ARRIBA
técnica mixta - Jeuroz´23

Apuntes sobre el lazo analítico

… el analista, se inscribe y se determina por los efectos resultantes de la masa analítica, en el estado actual de su constitución y de su discurso.

Jacques Lacan, 31 de Mayo de 1961.

La singularidad de cada estilo se forjará en cada análisis, articulando la causa singular de ese análisis con la causa colectiva del psicoanálisis.

Ernesto Vetere, El deseo del analista y la herejía del sujeto.

De modo que nos vemos obligados a preguntarnos si el amor por el Maestro es suficiente para fomentar un lazo. Y en este caso, ¿cuál sería la naturaleza de este último? Podemos suponer que tal amor unifique a un grupo. Más aún, representa un tiempo inaugural que introduce al sujeto al saber. Por cierto, en un primer tiempo tenemos que considerar que este acceso a la teoría, a la posibilidad de teorizar, pasa, y no puede dejar de pasar, por este antecedente. Ahora bien, para que el sujeto pueda abordar un tiempo segundo representado por la apropiación de este saber al punto tal que se puede autorizar a enunciar sus propios recorridos, en los cuales se puede desembarazar de un mimetismo esterilizante, sino mortal, hace falta, para que esta operación pueda efectuarse, que el Maestro no se identifique él mismo con el dominio que le atribuyen los cortesanos, que no se crea un ser que se encontraría momificado en vida: el Maestro de la Palabra.

Jacques Hassoun, El oscuro objeto del odio.

Piedra infinita

Jorge Enrique Ramponi
1907, Mendoza, Argentina

XVI


PIEDRA parada al borde de su fuente:

vertiginosa cuenca en sombra,

eco de la altitud, su dimensión vacía,

cuño y espejo del estruendo sólido.

Sima y cima se abisman en reflejos

devueltas en su imagen,

doble Narciso atónito en la mente

sobre un viso de fábula.

Pero la sangre escucha bajo las bóvedas del Tiempo:

percibe un extraño silencio como aureola de mito o

estupor de hazaña,

un agudo sigilo que reverbera en su tenaz alerta.

El duelo retumba inmóvil en la frente,

sobre el cenit del sueño,

cambiante zodíaco del canto.

Desnudo dios en el broquel del ímpetu,

celada potencia de la sombra,

se afrontan, se repelen -rayo y tiniebla intactos-

a filo de vigilia, balanza de pavor, mutuo espejo de vértigos.

Fiel de imán y del rechazo
por el ojo de un pulso, oh brizna de luciérnaga,

el corazón se apaga, parpadea la sangre.

Atropellan el sueño, trastornan los biseles del canto,

sólidos de vacíos y vacíos de sólidos:

cóncavos terribles hasta el cielo,

cúspides hasta el fondo de la tierra:

tremendo poliedro de luz y sombra,

de alvéolos y bloques a tumbos por la frente.

PRIMERA PARTE
SEGUNDA PARTE
TERCERA PARTE
CUARTA PARTE
QUINTA PARTE
SEXTA PARTE

Cuadro: "Restos de sangre"
técnica mixta -Jeuroz'22

por Eleonora D´Alvia
Julio 2023

Si tuviera que sintetizar qué es lo común del padecimiento que encontramos hoy en la clínica diaria, diría que nos encontramos con sujetos que padecen del mito individual, por supuesto cada uno con su singularidad, con sus diferencias. El mito del individuo tal como lo vivimos hoy es un producto del desarrollo cultural en el que estamos inmersos. Se viene construyendo de manera muy sistemática desde el inicio de lo que se conoce como la Modernidad, es un producto efecto del pensamiento humanista de Occidente. No se trata aquí de la pretensión de eliminar el padecimiento subjetivo, lo que no sólo es imposible sino que ni siquiera es deseable, ya que frente a la existencia, el padecimiento del síntoma puede llegar a ser un recurso. Me propongo identificar un padecimiento común llamado individualismo y sus impases.

El padecimiento contemporáneo y su vinculación con el mito individual moderno

Cuadro: "Cometa Azul"
Jeuroz'23

Rolando Revagliatti

"DESDE HASTA"

Con arrestos de enormes besos
pequeñas mordidas
y algún aspaviento
sostuvimos nuestra búsqueda
y nuestro encuentro
desde mi auto hasta tu alfombra mágica

ÍNTIMA”

Media vida
la mía
durmiendo con vos

Mi vida
despertando a tu lado.

NO ES ELLA LA MUJER”

No es ella la mujer que me dio la vida
no es ella mi vida
no es ella la mujer de mi vida
ella no se desvive por mi

apunta a mi vida
y me mata.

"Infamélica y yo
socios en la aventura

poética
limítrofe
liquidante"

Del libro INFAMÉLICA
Autor: ROLANDO REVAGLIATTI
Editorial: LEVIATÁN, 2022

EN LA LUNA OSCURA
técnica mixta - Jeuroz´23

"SIGNIFICANTE"

No soy suficiente
ni
insignificante

Será significante
lo que decidas
algún día
sobre mí

Y
suficiente.

Fervor

por Daniel Mutchinick

“Desde que me quedé sin Dioses creo ferozmente en las coincidencias”
Valeria Luiselli

“Desde que me olvide de los Dioses creo ferozmente en la contingencia”
Así recordé la frase

Cuadro: "Artificiales"
técnica mixta-Jeuroz'23

Fotografía

SURAMERICA

Actualización Febrero 2024 - www.fuegos-delsur.com.ar©
Correo: fuegosdelsur@gmail.com - Fuegos del Sur, psicoanálisis en movimiento®- República Argentina